Monografía: Fijación Externa por Dr. Alexandre Tarragó

 

Capítulo 10

Utilización de la fijación externa como ayuda a otras técnicas.

 

10.3 Caso clínico nº 3

Perra tipo podenco grande, 28 kilos de peso.
Se quemó las patas traseras hasta la altura de las rodilla con acido de batería de automóvil. Quemaduras importantes segundo grado con afectación de los tejidos dérmicos subcutáneos y tendinosos, recuperación de los tejidos.

Presenta un envaramiento al andar con híper extensión de tarsos, debido a un colapso articular, por retracción de los tejidos.
Una vez solucionado el problema de piel, proponemos y realizamos una artrodiastasis tarsal bilateral.

 

Artrodiastasis tobillo animal quemado.

 

Fijación bilateral transfixiante

 

Mantenemos los fijadores durante seis semanas.

 

Líneas articulares D,I en distracción.

 

Consiguiendo un resultado optimo, relajación articular, y aumento de elasticidad tendinosa.

 

A las seis semanas sacar fijación relajación y descompresión articular.

 

~

 

 

Fin capítulo.

En este capítulo hemos abordados diferentes problemas óseos y articulares que hemos resuelto o ayudado a resolver con fijación externa.

Podríamos hablar también de la utilización de los fijadores externos, en la rotura del tendón de Aquiles, de la rotura del cuádriceps, etc.

Donde y cuando se acaban las posibilidades, como ya hemos repetido muchas veces, la posibilidad de utilizar fijadores es infinita, al igual que sus montajes.

El límite solo existe en la imaginación del cirujano.