Monografía: Radiología. Callo de fractura control post-operatorio.

Alexandre Tarragó Riverola
Clínica Veterinaria Sagrada Familia.
Fundación García Cugat.

 

4.2 - Casos clínicos de estudio radiológico.


Caso clínico 3

Yorqui 5 años macho 1 kilo 400 gramos de peso. Fractura muy compleja por la poca vascularizacion de la zona,
Fijación FESSA rígida. A las cinco semanas imagen de unión y remodelación, sacar fijación a las siete semanas un buen callo.

Situaciones muy complejas, estos animales, presentan en cubito y radio una medular minima y/o inexistente. La estabilización ha de ser máxima, a fin de aprovechar al máximo el coagulo fracturario, y la vascularizacion periférica, todo y solucionándose la fractura, se forma siempre un callo por reabsorción, disminuyendo el diámetro del hueso en el nuevo lugar de formación de la unión ósea.

 

Fractura cubito radio diafisaria tercio distal.

 

Fijación FESSA rígido.

 

Evolución buena a las cinco semanas.

 

Sacar fijador a la 7 semanas OK.

 

 

Caso clínico 4

Pastor Alemán de un año de edad macho 35 kilos de peso. Fractura diafisaria espiroidea oblicua de tibia, fractura abierta, animal perdido durante siete días infección, riesgo necrosis avascular.
Fijación Ilizarov en distracción leve, a fin de conseguir perder la cabalgadura, respeto máximo por el callo.
Reestructuración hipertrófica, el fijador permanece durante 10 semanas. Obteniéndose un callo hipertrófico, recuperación total de la funcionalidad en ambas articulaciones.
Se ha buscado la máxima estimulación en el foco para favorecer la neovascularización, y compensar la necrosis producida por el impacto y la infección

En este caso se trata de estabilizar, y de proporcionar la estimulación necesaria para provocar una neovascularización, callo exuberante hipertrófico, con aporte de vascularización externa.

 

Fractura diafisaria espiroidea pico de flauta tibia.

 

Fijación en distracción neutralización Ilizarov.

 

Remodelación del callo.

 

Callo remodelado y estructurado.

 

Sacar fijador.

 

 

Si nos fijamos en la formación del callo, en todos los casos el proceso es idéntico, siempre aparece un momento en que hay un crecimiento exagerado en el foco, dependiendo del tipo de fijador será más o menos exagerado o hipertrófico, y dependiendo también de las formas de elasticidad que proporcione el fijador se remodelara de formas distintas.

En las próximas cuatro imágenes el estadio de osificaron es idéntico, es cuando damos por soldado el hueso y procedemos a sacar el fijador, los tiempos que lleva el fijador son distintos y las imágenes muy diferentes, con idéntico resultado.
Con esto queremos concluir que la radiología en la fijación externa es compleja, subjetiva, y no esta ligada a cánones que nos indiquen más que formas de evolución normales del callo que según lo que tenemos previsto hemos de saber interpretar.

 

Ocho semanas.

 

Veinticuatro semanas.

 

Tres semanas.

 

Cuatro semanas.