Monografía: Radiología. Callo de fractura control post-operatorio.

Alexandre Tarragó Riverola
Clínica Veterinaria Sagrada Familia.
Fundación García Cugat.

 

4.1 - Casos clínicos de estudio radiológico.


Caso clínico 1

Pastor Alemán tres años macho, fractura simple sin desplazamiento cubito radio.
Fijación en neutralización fijador de OMS 5 semanas callo hipertrófico, por proceso de bioestimulación. Y por tratarse de una fractura estable con un fijador semirrígido.

En este caso prácticamente no se aprecia la formación de callo, ya que la estabilidad es muy buena, hay un punto de dinamización óptimos y la restructuración es lineal.

 

Fractura cubito radio sin desplazamiento.

 

Fijación en neutralización fijador OMS.

 

A las cinco semanas.

 

Caso clínico 2

Perro mestizo macho de 5 años de edad y 22 kilos de peso.
Fractura grave de tibia, diafisaria proximal conminutiva, atropello en autovía, fractura de alta energía, riesgo vascular.
Se procede a una fijación transfixiante de OMS en distracción respetando el coagulo de fractura.
Retiramos el fijador a las ocho semanas consiguiendo un callo hipertrófico traveculado y con una perfecta funcionalidad a nivel de rodilla y de tobillo.

En este caso la reorganización del callo es exuberante, mediante puentes óseos, y basándose en la vascularización externa, que dan al callo un aspecto exuberante y bastante amorfo.

 

Fractura conminutiva tibia alta energía.

 

Fijación OMS distracción.

 

Remodelación del callo.

 

Callo consolidado.

 

Sacar fijación a las ocho semanas.