Cuidado del cachorro


El cachorro, representa un acontecimiento en el hogar, despierta todos nuestros instintos mas tiernos, lo cojemos besamos abrazamos, y todo esto que ayuda a la socialización del animal, y a entenderlo y compartirlo, puede traer consecuencias sobretodo en los niños, ya que podemos tener una parasitacion, a consecuencia de la parasitacion del cachorro.
Actualmente necesitamos una pequeña muestra de heces y cinco minutos, para valorar cual es el estado del animal.
La alimentación correcta y a sus horas favorecerá, el crecimiento correcto, la socialización, y la educaron del animal. Comer es uno de los instintos mas fuertes del mamífero, si sabemos gestionar bien esta necesidad, podemos avanzar en su educación.

Que hemos de tener en cuenta: 
• alimentación.
• educación
• vacunas
• higiene
• identificación
• castración.
• control del crecimiento.

Es muy importante tener en cuenta la socialización del cachorro tener en cuenta su relación con otros animales con otras personas objetos y otros ambientes.
Las vacunaciones la desparasitación la higiene y todas las normas de aprendizaje son muy importantes.
Lo que se consigue en los primeros meses es lo mas importante en el desarrollo de la conducta del animal.

Cualquier duda, hay que recurrir al profesional, ya que los cambios modifican generalmente la conducta, y un cachorro ha de mantener una trayectoria para evolucionar correctamente.


Crecimiento desarrollo y educación de un cachorro.

Cuando hablamos de tener un perro en casa, hemos de plantearnos diferentes variables, ya que es una elección para muchos años.
En primer lugar todos os componentes de la famiIia han de estar de acuerdo. En perro es una responsabilidad durante la vida del animal, LO TENEMOS PORQUE QUEREMOS TENERLO

- Raza y porque.
- Tiempo de que disponemos.
- Podemos asumir económicamente el coste de nuestro animal, alimentación, veterinario, residencia, eventualidades.
- Quien no quiere el perro en casa.
- Quien no se va a responsabilizar del animal.
- Estamos dispuesto a las renuncias que comportara el tener un perro.

Cada unidad familiar tiene un perro o perros que le puede ir bien. Las características del animal, el tamaño, la actividad etc., todo ello condicionara su elección. No hemos de tener un perro, hemos de tener EL PERRO.

Aquí hay una diferencia importante:
a. compramos, o nos regalan un cachorro, o un perro.
b. vamos a la protectora en busca de un cachorro o de un perro.

Si vamos a comprar un perro, hemos de tener en cuenta todo lo necesario que garantice su adquisición. Nos hemos de guiar por:
- Edad del cachorro, ha de tener un mínimo de ocho semanas.
- Características de la raza, enfermedades o defectos que la raza puede conllevar.
- Donde ha estado el cachorro
- Prevenciones que lleva (vacunas Puppy, desparasitaciones etc.)
- Documentación correcta, inscripción en registro canina, etc.

Garantías que ofrece la tienda o criadero, y de que se hace responsable, en caso de que aparezcan problemas inherentes a la raza. (Garantías y responsabilidades reales, no cambio de perro, un perro no es un electrodoméstico, y no puede cambiarse a los 8 meses, después de tenerlo en casa 6 meses.)
Elección del cachorro, lo primero es decidir si macho o hembra, ventajas e inconvenientes de cada sexo.
Carácter, ha de ser un perro que encaje con nuestra forma de vida (mastin en un apartamento de 60 metros)
Ha de estar perfectamente, activo juguetón, limpio sin mocos, sin tos gordito (bolita), heces normales zona perianal limpia, y travieso.
Si queremos presentarlo a concursos, o lo seleccionamos para la cría, hemos de apurar más en las características y estándar de la raza.

Generalmente, nosotros adquiriremos un cachorro a partir de la ocho semanas, hay toda una fase del aprendizaje que se ha hecho, conducta, socialización, alimentación, conductas raras, vicios, y que si existe algo que no funciona deberemos rectificarlo.
Para criar un cachorro solo hace falta SENTIDO COMUN, Aunque en ocasiones es el sentido que mas falta.
Las normas han de ser coherentes, y las que la familia consensúa y decide. No será la misma orden para un cachorro si la da el padre o la madre, que si la da un niño, pero ya es valido. La excesiva rigidez en el trato, o exagerada tolerancia, crean problemas siempre, hay que encontrar el término medio.
El cariño, el afecto la educaron continuada, la insistencia en el aprendizaje, y la palabra NO, son el éxito de la educación de un perro, no hay perros mal educados, lo que si hay son propietarios, que no han sabido no han querido o no han tenido la paciencia suficiente.

Que hemos de evitar en casa:
Todo lo que pueda ser un riesgo. Juguetes pequeños que se pueda tragar, cables eléctricos, sustancias toxicas, salidas con barandas anchas, evitar piscinas bañeras o recipientes con agua.
SENTIDO COMUN.
Establecer desde el principio, los lugares de vida. Lugar para comer, lugar para dormir donde puede estar y donde no, donde puede subirse o no puede subirse, que puede hacer si o no.
El nombre del cachorro, ha de ser SONORO Y CORTO.
A partir de este momento, hemos de alimentarlo (consultar a su veterinario), socializarlo contacto con otras personas y otros perros, y controlar su crecimiento (visitas periódicas al veterinario el primer año), no hay preguntas tontas, hay olvidos irreparables.

La higiene los baños, dependerá de cada propietario.
Cambio de alimentación (veterinario)
Adiestramiento (consultar con el veterinario)
Cambios radicales, domicilio aumento de familia, perdida de miembros de la familia
Introducción de otros animales en casa.
Siempre consultar con el profesional, para hacer lo mas fácil, y menos traumático los cambios.
Los cambios de conducta en el animal hay que evitarlos, y el periodo de socialización son muy importantes. Y en estos cambios es necesario que el propietario del perro normalice la situación.

Un perro somatiza cualquier estado de animo de su propietario, y dichos cambios son naturales, el afecto la comunicaron y la interacción entre ambos facilitara la convivencia.
Hay que estar muy atento, a sensaciones de dolor o molestias por parte del animal.

El primer año de vida es fundamental, en cuanto a formación de carácter y desarrollo. En razas grandes es conveniente valorar su estructura músculo esquelética, y en razas pequeñas valorar su crecimiento y conducta.
Suelen se mas maleducados los de raza pequeña que los de raza grande. (Simplemente por la magnitud y tamaño de lo que hacen mal.)

La segunda posibilidad es que encontremos un perro abandonado, o lo recojamos de la protectora de animales.
Esta segunda posibilidad es más compleja, sino hemos tenido perro antes, y no tenemos experiencia. También puede ser una experiencia mas costosa y complicada en cuanto a situación del animal.

Si es la primera vez que vamos a adoptar un animal, recomendaríamos adoptar un cachorro lomas joven posible. Y dentro de los que encontremos, el más vivaracho, más activo y mas gordito, lamentablemente, será el que estará mejor. La compasión, la pena y (me miraba con una cara) no conducen mas que a una mala y desagradable experiencia.

Que hay que hacer:
- saber si esta vacunado
- si esta desparasitado
- una vez en casa, recoger una muestra de heces para llevársela al veterinario
- si tenemos mas animales mantenerlo en cuarentena hasta la visita del veterinario
- lo primero que lo visiten para valorarlo, y establecer unas pautas.

Seguiremos al pie de la letra las pautas marcadas por el profesional. La educaron será la misma, y los parámetros a seguir los mismos. NO nos ha de dar pena, era por pena que lo adoptamos, ahora es un cachorro con muchísima suerte, y hay que enseñarle a convivir.
Con esta introducción solo intentamos que sea mas fácil el manejo del cachorro, cualquier duda nuestro personal auxiliar, y nosotros mismos estaremos encantados de poderles solucionar cualquier problema.