La Columna Vertebral


Todo el mundo es consciente, conoce y es capaz de valorar que es un dolor o una molestia de espalda, de columna.

En el perro al igual que en nosotros, la columna vertebral se divide en tres segmentos:
Cervical, en numero de 7 vértebras como todos los mamíferos
Torácico, dorsal en humana, en numero de 13, formando la caja torácica, y unidas al esternón.
Lumbares, en numero de 7, con una parte sacra unida y soldada constituyen el tercer segmento, en este segmento la medula espinal deja de ser oblonga y pasa a estar esparcida en forma de cola de caballo.

Las lesiones mas comunes que podemos encontrar en la columna vertebral, son las discopatías, las hernias discales.
Son fenómenos compresivos, que pueden clasificarse de formas muy variadas dependiendo de la capacidad de producir compresión sobre la médula espinal, y en consecuencia dolor incapacidad y en definitiva perdida de movilidad.
La gravedad también dependerá de la lesión que ya se halla producido en el cordón espinal.

Otra de las lesiones comunes, sobretodo en animales de talla grande, es la llamada Cauda Equina.
Se trata de una lesión que se produce entre la última vértebra lumbar L7 y la primera vértebra sacra S1, la causa es una mala posición, inestabilidad y en algunos casos luxación.
Es una lesión progresiva, muy dolorosa y que llega a producir la perdida de funcionalidad al animal y en ocasiones la claudicación del tercio posterior, el tratamiento siempre ha de ser quirúrgico.

En animales de razas enanas, podemos tener las llamadas luxaciones Atlanto Axiales, nombre debido a la denominación de Atlas y Axis de las dos vértebras cervicales que tienen una forma anatómica diferente a las cinco restantes.

Son lesiones graves que han de ser intervenidas en la mayoría de ocasiones.
Dependiendo de las características anatómicas del animal las lesiones se producirán en un segmento u otro de la columna.
Existen razas con una predisposición a sufrir este tipo de lesiones, siempre inducidas por la estructura anatómica del animal.

El diagnostico es importantísimo, y cuanto antes se tenga mucho mejor, la cronicidad de una lesión, tiene menor capacidad de recuperación.

El diagnóstico pasa por una Resonancia Magnética, que es la que nos dirá cual como y de que manera se esta produciendo la compresión, y la gravedad de la misma.

El tratamiento dependerá de la lesión, podemos aplicar un tratamiento conservador, ayudado de fisioterapia, o bien podemos descomprimir quirúrgicamente la lesión.

El tratamiento ortopédico consiste a partir de realizar una abertura en el cuerpo vertebral, descomprimir la medula espinal a fin de que desaparezca la compresión, se retiran y limpian los restos de disco que han entrado en el canal y en la ventana se aplicaran factores de crecimiento a fin de regenerar y proporcionar analgesia por el trauma producido.

La ventana que realizamos puede ser lateral Hemilaminectomía lateral, que puede abarcar una o mas vértebras.
O puede ser dorsal Laminectomía dorsal, que suele ser mas amplia.

La cirugía de columna es muy dolorosa, por ello hay que extremar al máximo las condiciones quirúrgicas.

A- Mínima agresión, esto se consigue, a partir de un buen diagnostico, localizar el sitio exacto, para que la Hemilaminectomía o Laminectomía sean mínimas.

B- Material especifico y de ultima generación, actualmente tenemos a nuestra disposición motores de 80.000 vueltas, motores que proporcionan una mínima agresión por su rapidez y minino calentamiento en el hueso.

C- Aplicar factores en la ventana, para regenerar, y para evitar dolor. Analgesia pre, intra y postoperatoria adecuada.

D- Importantísimo, movilizar al animal inmediatamente, para ello no ha de tener dolor y de esta manera no tendremos inflamación, someter al animal al protocolo de fisioterapia inmediatamente de la cirugía. El Laser Helio Neón, los ultrasonidos, y la magnetoterapia, favorecerán la reincorporación funcional del animal.

 

La ausencia de dolor favorecerá las funciones fisiológicas normales comer defecar y miccionar. Importantísima la incorporación inmediata a la normalidad. La utilización de carritos ortopédicos, maquinas de locomoción pasiva y la hidroterapia ayudaran al animal a incorporarse a andar y a recuperarse lo antes posible.

Nuestro departamento de ortopedia y traumatología dispone de:
- La experiencia
- El equipo humano quirúrgico y postquirúrgico
- La unidad de fisioterapia.
- Y la capacidad de asistencia prolongada a un animal hasta conseguir su recuperación.

 

 

Artículos:

• Cauda equina, cola de caballo. Síndrome de compresión o inestabilidad lumbo sacra.
• Columna cervical; vértebras cervicales.
• Enfermedad de disco intervertebral a nivel toracolumbar.

 

Caso clínico:

• Cauda equina muy manifiesta y espondilitis en las vértebras lumbares.
• Perro mestizo con cauda equina y espondilitis.