Cirugía General


Al hablar de cirugía general, nos referimos a toda la cirugía que se realiza en tejidos blandos podemos separar la cirugía por sistemas o por entidades clínicas. Así tendremos:

- Cirugía de piel y anexos.
- Cirugía del aparato digestivo.
- Cirugía del aparato urinario.
- Cirugía del aparato reproductor.

La cirugía general, podemos englobarla dentro de lo que entendemos por cirugía de tejidos blandos. Desde las castraciones y/o esterilizaciones de los gatos perros y otros mamíferos domésticos, hasta la cirugía más compleja, en la que hay que restituir sustituir o reparar problemas orgánicos.

  • Cirugía digestiva:
    - Mega esófago
    - Hernia de hiato
    - Procesos ulceroso en estomago
    - Problemas piloro
    - Problemas oncológicos (cirugía oncológica)
    - Torsiones y dilataciones de estomago
  • Intestino:
    - Obstrucciones por cuerpos extraños
    - Introspecciones
    - Tumores (cirugía oncológica)
    - Problemas del bazo, angiomas tumores
    - Riñones, tumores cálculos urinarios en cáliz o en uréteres.
    - Vejiga de la orina, tumores pólipos cálculos
    - Hígado, tumores, vesícula biliar piedras.
    - Páncreas tumores

En toda esta cirugía, dejaremos a parte la cirugía del aparato locomotor, sin tener en cuenta los huesos, ligamentos tendones músculos etc., y también dejaremos a parte la cirugía oftálmica, la torácica y la cirugía oncológica.
Es un tanto % importante la cirugía general que se ha de practicar en nuestras mascotas. Una la cirugía podríamos hablar de cirugía profiláctica, castraciones en general, y cirugías reparativas, o bien por procesos obstructivos, litiasis, cirugía del aparato urinario, o bien obstrucciones o disfuncionalidades en aparato digestivo, intestino grueso y delgado.

Teniendo en cuenta que el 50 % de los animales tiene una forma tumoral a lo largo de su vida, y que la espectativa de vida de nuestras mascotas se ha alargado en un 30 % desde hace 15 años, la cirugía oncológica adquiere una identidad propia, y ha de ser tratada a parte, ya que su forma y características variaran según el tipo de tumor, su localización y posibilidades de tratamiento.

Iremos mostrando algunas formas mas frecuentes de cirugías que se realizan habitualmente. Son muchos los problemas que podemos solucionar y solventar con cirugías correctivas.

Cualquier tipo de cirugía, requiere un estudio previo del problema, un diagnostico reglado y el poder aplicar una técnica debidamente contrastada. Hemos de ser conscientes, que la buena recuperación del animal, siempre pasa por una incorporación inmediata a la normalidad, esto quiere decir , que es necesario que el animal, este el mínimo tiempo posible apartado de su entorno natural, su casa, su propietario, su entorno en general, ruidos olores y percepciones habituales, ha de ingerir alimento y agua lo antes posible, tenemos que evitar la posibilidad de dolor a toda costa, y hemos de estimular al animal a desarrollar una funcionalidad normal, salir a la calle, defecar orinar, comer beber etc. en definitiva, lo antes posible volver a la rutina, que es donde mejor se encuentra nuestro perro, y sobretodo nuestro gato.

Las hospitalizaciones prolongadas no ayudan en absoluto al buen funcionamiento de l animal, retardando y dificultando su recuperación, podemos entrar en una mecánica depresiva, que nos puede conducir una bajada de defensas, y a la aparición de enfermedades agudas, (insuficiencias renales, problemas hepáticos, perdida de motilidad intestinal) sobretodo en animales adultos.

El animal se recupera mucho mejor en su casa, y si es necesario, podemos realizar los tratamiento durante el día, sueroterapias etc., la noche no es buena compañera para el enfermo, y el estar en un sitio extraño, no deja ni dormir ni descansar, debilitando aun mas a un organismo postquirúrgico.

El estado de animo, la colaboración del paciente, el estimulo por la normalidad, y la cotidianidad, favorecerán la recuperación, y mejoraran la calidad de vida y la interrelación Clínica-Propietario-Paciente.

Las técnicas quirúrgicas han ido cambiando con los años, los tipos de anestesia, la protección frente a las infecciones postquirúrgicas, y los materiales de sutura mallas etc., facilitan y ayudan a que los actos quirúrgicos se acerquen mas a lo que se pretende recuperar.

Son necesarias una serie de condiciones mínimas para realizar un cato quirúrgico en condiciones.

Valoración del paciente:

A- Conocimiento del estado del mismo, chequeo preoperatorio, bioquímica y analítica sanguínea, radiografía de tórax, para valorar su aparato cardiorrespiratorio, y un electrocardiograma.
Todos los animales, salvo excepciones se pueden operar, pero no todos de la misma manera, para ello hemos de valorar el paciente.

B- Preparación del quirófano. Anestesia, luz, material y equipo humano. Lo que podríamos definir como ambiente favorable. Todos y cada uno de los que están en un quirófano, han de saber cual es su función y que han de hacer. Han de saber cada movimiento, y en caso de fallar este, cual le sustituye o reemplaza. Una cirugía es una partida de ajedrez previamente estudiada, pero con la posibilidad de defensas diferentes. La capacidad de improvisación en el quirófano, siempre va condicionada, a la destreza del cirujano, y sobretodo a la capacidad de reacción del equipo.

C- Conocimiento de las últimas técnicas y capacidad de llevarlas a cabo.

Un quirófano es una empresa en la que la renovación es constante, y en la que constantemente hay que aprender nuevas alternativas nuevas formas, y saber utilizar nuevos aparatajes.

Una vez mas el equipo marca de una forma determinante la capacidad de poder hacer y realizar algo necesario para el animal.
Actualmente, en un quirófano ha de existir una coordinación perfecta entre, anestesista, cirujano, y ayudante/es, ya que la rapidez, la optimización del trabajo, la poca agresividad y la exactitud en las técnicas, favorecerán los resultados positivos.

Desarrollaremos algunas técnicas más comunes, y mostráremos imágenes de casos reales, a fin de que se pueda conocer y ver lo que ocurre en un acto quirúrgico.

No podemos caer en el parámetro equivocado de que hay cirugías fáciles y difíciles en un quirófano. Toda cirugía es fácil, y toda cirugía es compleja, dependiendo de cada animal, cada circunstancia, y cada momento, no podemos abordar un acto quirúrgico pensando en que no tiene importancia. Concentración, conocimiento, técnica, y equipo.

 

Casos clínicos de cirugía:

HERNIAS:
Quizás uno de los problemas mas frecuentes en la cirugía de tejidos blandos es la presentación de hernias abdominales.
Las hernias pueden estar presentes en diferentes localizaciones, y pueden producirse de forma espontánea, o pueden ser producto de traumatismos, caídas, golpes traumatismos por agresión mordeduras de otros perros.
Intentaremos mostrar algunos de los casos con los que nos encontramos frecuentemente en la clínica.
Nosotros partimos siempre de la mínima agresión quirúrgica y del intento de molestar lo mínimo al animal, disponemos actualmente de mallas, que pueden ayudarnos a cerrar espacios y a evitar recidivas, recaídas de la hernias.
La longevidad de los animales, favorecen también la aparición de ciertas hernias, por debilidad de las musculaturas abdominales.

- Beagle 11 años songaje previo. Hernia inguinal.
- Hernia perineal tratada con el parche de tambor.
- Perro 12 años. Hernia inguinal.
- Pastor Alemán de 9 años. Hernia perineal.
- Yorkshire de 12 años. Hernia perineal.
- Yorkshire Terrier de 2 años. Hernia umbilical recidiva.
- Perro bodeguero con una hernia perineal.


CUERPOS EXTRAÑOS:

- Preparación del paciente para cirugía.
- Cuerpo extraño: cinta de casete.
- Gastrotomía cuerpo extraño.
- Yorkshire Terrier con impactación.
- Perro con piedra de granito.
- Gato criptorquido.
- Perra con maderas en el intestino.


GENITALES:
Ya hemos hablado de las castraciones del perro y gato y de las esterilizaciones de la perra y la gata, pero hay toda otra serie de problemas en el aparato genital que hemos de valorar, infecciones hiperplasias anomalías etc., mostraremos algunos casos que se presentan de forma habitual.

- Gata con leucocitosis.
- Gata con principio de piometra.
- Gata con quistes ováricos.
- Problemas ováricos de caniche preñada.
- Perra con piometra y divertículo en vejiga orina.
- Perra con piometra.
- Perra con piometra cerrada.
- Perra caniche con prolapso necrótico de matriz.
- Golden 10 años hembra con piometra.
- Perra 13 años con piometra crónica.
- Perra mestiza con poliuria polidipsia.
- Yorkshire terrier con orquitis testicular.
- Labrador con un testículo de tamaño grande.


HERIDAS CUTÁNEAS:
Las heridas cutáneas, podríamos incluirlas dentro de los traumatismos, aunque las podemos considerar tratamiento de tejidos blandos, normalmente suelen ser aparatosas, se producen por contusión de alto impacto patada, coz, mordedura, lo que produce herida incisa, y problema vascular generalmente por desvascularización de la zona, creando una necrosis en el tejido circundante. El tratamiento será siempre llegar hasta la parte mas profunda de la herida, limpieza y retirada de coágulos y tejido necrótico, sutura por planos, y drenaje para evitar acumulo de líquidos que producirían edema.
En este tipo de problemas la analgesia es muy importante, ya que suele ser muy doloroso el efecto del traumatismo, se produce inflamación, y edema. La aplicaron de frío funciona muy bien como antiinflamatorio y como analgésico. El Láser estimula la cicatrización de los tejidos, y es antiinflamatorio y analgésico.

- Herida por mordedura.
- Buldog con mordedura.
- Mestiza con coz de caballo.
- Perro 16 años con mastocitoma.
- Basset hound con una mala herida.


URINARIO:

- Mestiza con cálculos en vejiga.
- Cocker con cistitis.
- Mestiza con cálculos urinarios.
- Uretrostomía perineal en gato.
- Tumor en vejiga de la orina.
- Labrador con adenoma de glándulas hepatoides.
- Gato castrado con cálculo de estruvita en la vejiga.


BOCA:

- Perro lobero con caries y necrosis.
- Perro lobero 11 años caries en carnicera.
- Perro mestizo de 10 años con estomatitis.
- Perra mestiza con hiperplasia gingival.
- Doberman con rotura de canino.
- Buldog con una zona acantomatosa dura en la boca.
- Yorkshire con bulto en zona maxilar.


OTROS:

- Perro de 5 años intervención en cadera.
- Basset hound abceso en flanco abdominal.
- Mestizo con tumor de piel benigno.
- Perra cocker con adenocarcinoma tubular entre mamas.
- Perro cruce podenco con traumatismo en falange del dedo.
- Perro Golden Retriever de 8 años con tumor perianal.
- Perro mestizo con artrosis y dolor en la cadera.
- Bichón Maltés con pestañas supernumerarias, riesgo de lesión en córnea.
- Gata muy vieja con tumor en el hígado.